Nuestras Razas: la oveja Ansotana

Oveja Ansotana Raza Autóctona

El nombre de la raza Ansotana procede del Valle de Ansó, situado en el Pirineo Aragonés, al Norte de la provincia de Huesca. También es conocida como «Chesa», en recuerdo del Valle de Hecho.

La Ansotana queda incluida en el tronco entrefino, cuyo representante ancestral sería el Ovis aries celtibericus, que deriva de un tipo de ovino que se relaciona desde tiempos prehistóricos el pueblo celtíbero. Quedó acantonada en el Pirineo, donde fue evolucionando hacia formas en sintonía con el medio montañoso y húmedo de la zona.

Así, esta oveja, representó un papel importante en Aragón, cuando la lana tenía un alto significado en la economía del rebaño, al ser la más cotizada de la región. Además, fue la base de la ganadería trashumante de los valles de Echo, Ansó y del Aragón, además de la Canal de Berdún y altas Cinco Villas zaragozanas, con varios cientos de miles de cabezas, aunque su censo se redujo notablemente hasta llegar a una situación crítica a finales del pasado siglo.

Históricamente, se mantuvieron elevados censos ganaderos, rozando incluso la capacidad de sus pastizales, como por ejemplo en 1943 y 1964 cuando se rebasaron las 50.000 cabezas lanares en el valle de Ansó. A partir de 1965, la trashumancia se halla en franco declive y se desencadena una crisis general en el sistema ganadero pirenaico. Por una parte, existe un proceso paralelo de emigración y envejecimiento demográfico, y en otro sentido, un reajuste de los sistemas de explotación. En la década de los 70 el efectivo trashumante de Echo y Ansó alcanzaba 65.000 cabezas y en 1985 apenas llegaba a 8.000.

Las necesidades y costumbres de las ganaderías de estos valles y, en especial la del valle de Ansó, dieron lugar a una ejemplar trashumancia y modelo de ganadería sostenible, invernando en la tierra baja o “ribera” (Comarca de Las Cinco Villas, Monegros, Sur de Huesca y llegando hasta el río Ebro, a 200 metros de altitud) y regresando en primavera a los pastos de montaña con altitudes de hasta 3.000 metros soportando bajas temperaturas y elevada pluviometría. Ello motivó la dispersión de pequeños núcleos de la raza por las zonas de invernada que, en algunos casos, se han mantenido hasta la actualidad.

Su impacto en el medio ambiente es positivo actuando en el ecosistema general, luchando contra los incendios, mediante un racional aprovechamiento de los pastos en las zonas boscosas, interviniendo en el equilibrio natural, manteniendo los caminos y sendas, favoreciendo el desarrollo de determinados componentes de la flora y fauna del medio y en general manteniendo este bello paisaje, declarado Parque Natural de los Valles Occidentales.

Y por último una gran función social, ya que ha contribuido a la fijación de la población rural mediante el mantenimiento de actividades ganaderas centenarias donde hasta la actualidad tienen perfecta cabida las prácticas trashumantes y transterminantes a través de las cañadas y veredas reales que surcan la mayor parte del territorio nacional.

El Catálogo Oficial de Razas de Ganado de España la incluye en el grupo de Razas Autóctonas en Peligro de Extinción.

Características generales

Son animales de perfil frontonasal recto a subconvexo, proporciones mediolíneas y tamaño eumétrico. Los pesos oscilan de los 65 a 80 kg. en los machos y 45 a 55 kg. en las hembras.

Faelli, en 1932, describe las ovejas Ansotanas “como reses con vellón blanco de gran corpulencia, de lana de carácter estambrero bien marcado, descargada, finísima, muy flexible y resistente; las mechas alcanzan de 15 a 18 centímetros; el vellón es apretado, y sobre su superficie se notan algunas mechas más largas, gruesas y rectas”.

Su vellón recubre el tronco, vientre y extremidades posteriores hasta el corvejón, presentando frecuentemente los llamados «Calzones» en las extremidades posteriores y dejando libre la cabeza, parte del cuello y axilas.

Esta lana queda incluida en el tipo IV de la clasificación de lanas españolas.

En su momento fue una raza de triple aptitud: lanar, lechera (con la que se hacían unos quesos muy reconocidos) y cárnica, que es la que en la actualidad sustenta su actividad.

Distribución geográfica

La Raza Ansotana se halla ubicada especialmente en la Comarca de la Jacetania, provincia de Huesca, fundamentalmente en los Valles de Ansó y Hecho, del que toma su nombre, extendiéndose por el Este hacia Canfranc, con inclusión en otros valles pirenaicos aragoneses y confundiéndose con la Roncalesa por el Oeste en el navarro valle del Roncal. Por el Sur desciende hasta el partido de Sos del Rey Católico, bajando incluso hasta la zona norte de Ejea de los Caballeros.

Otros datos de interés

La Asociación de Criadores de Ovino Ansotano (ACOAN), asociación  de carácter no lucrativo que tiene como objetivos principales fomentar la actividad ganadera, velando por la pureza de la raza y mantener y ayudar a que la cabaña ganadera ansotana continúe creciendo. También son los encargados de difundir sus valores. En este sentido queremos comentar una gran iniciativa que han llevado a cabo para mostrar y devolver el valor de la lana de esta oveja. En su web podréis encontrar un apartado relacionado con esta materia prima y sus propiedades, así como nos detallan los procesos que han seguido para obtener hilatura  y otros productos derivados del trabajo con esta lana.

Fuentes:

Sistema Nacional de Información de Razas MAGRAMA

Raza Ansotana

Guía de Campo de las Razas Autóctonas Españolas. Coordinadores: Miguel Fernández Rodríguez, Mariano Gómez Fernández, Juan Vicente Delgado Bermejo, Silvia Adán Belmonte y Miguel Jiménez Cabras.

Fotos:

Raza Ansotana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay productos en el carrito.