Pradoluengo, su historia textil y sus calcetines

Impresionante y único. Así definía en octubre de 2014 una noticia del Diario de Burgos, uno de los espacios industriales más genuinos en pie, no sólo de la provincia de Burgos, sino de la extensa comunidad de Castilla y León, explicando además, las razones por la que existe la Asociación Selfactina.

Y es que en los últimos meses, hemos seguido sacando ratitos para esos viajes de investigación que tanto nos gustan y en los que tanto aprendemos, y hemos dado con otro de los lugares laneros de interés nacional, en el que aún quedan resquicios de industria textil en funcionamiento.

En esta ocasión, os hablamos de Pradoluengo, un pueblo situado en plena Sierra de La Demanda, que fue el centro lanero más importante del norte peninsular junto a la localidad salmantina de Béjar.

En él, Vicente Zaldo y Antonio Sáez, nos abrieron las puertas de sus casas y antaño talleres de tinte donde albergan, hoy a modo de museo, las calderas y el almacén de hornijas y tintes. También conservan maquinaria para la confección de calcetines y boinas tradicionales, la mayoría de más de 200 años de antigüedad.

Un espacio donde pudimos admirar la solidez y belleza arquitectónica del taller y su impresionante distribución de correas de maquinaria, vigas y elementos donde antaño además corría el agua del río; sino también la colección de tendederos, mecheras, cardadoras, máquinas de coser y rematar, telares de boinas preindustriales,…que nos hacen echar la mirada atrás e imaginar lo que en su día pudo significar para este pueblo que cada hogar tuviera unas instalaciones similares y una capacidad de producción conjunta famosa en todas las partes del país y del extranjero, pues llegaron a confeccionar para grandes marcas como Nike.

Conociendo el trabajo y coincidiendo con ellos plenamente en la necesidad de preservar este patrimonio, por lo que fue y por lo que puede llegar a ser; después de hacer pruebas con nuestra lana y entender algo mejor como trabajan las máquinas de hacer calcetines, os presentaremos una pequeña y novedosa colección de calcetines con lana certificada 100% autóctona, algo más finos que los habituales (algo que soléis demandar habitualmente) manteniendo nuestro sello de calidad, durabilidad y confort.

Agradecemos a Antonio y a Vicente su trabajo, su disponibilidad y compartimos con ellos nuestro compromiso para la recuperación del patrimonio vivo de la industria textil lanera en España.

Encuentra tu talla en nuestra tienda online o en nuestra tienda física de San Lorenzo de El Escorial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay productos en el carrito.