Hemos alcanzado la mayoría de edad para Vivir la Lana

portada-para-vivir-la-lana-hay-que-tejerla-sorrosal-dLana

Compartimos contigo 9 conclusiones a las que hemos llegado de por qué nosotras, al sumar 9 reflexiones + 9 patrones, hemos alcanzado una mayoría de edad que a diferencia de nuestros 18 años reales, sí que han supuesto un cambio

 

Son 9 y son muy breves, eso sí, contundentes:

 

1-Habéis puesto la lana en el centro. El apoyo de la comunidad de tejedoras a Vivir la lana ha sido (y sigue siendo) tal, que habéis conseguido que nos vean.
 

2-El cambio se ha manifestado, + de 400 personas han dicho SÍ a acompañarnos en la producción de Sorrosal, el libro y el color, sin necesidad de tener que un producto YA. Otra manera de consumir es posible. 
 

3-Más de un rebaño. El rebaño de Somos lo que Tejemos es un rebaño concreto, ahora, gracias a vuestro apoyo es un rebaño simbólico que podrá ayudar a otros rebaños. Esto es muy importante.
 

4-La lana española va más allá del Merino, empieza una nueva andadura a labores de investigación que, como tejedoras, vais a flipar. 
 

5-Los procesos se valoran y además, aportan. 
 

6-El arte de cuestionarse, de poner en duda, la curiosidad. Hemos sembrado una semilla muy potente: cuestiónate de dónde viene aquello que tejes. 
 

7-Las tejedoras pueden cambiar el mundo. Esto ya ha quedado claro. Cada gesto, aporta, suma y ayuda al cambio.
 

8-La campaña es un boom, pero la vida continúa, el trabajo de campo nos espera.
 

9-No estamos solas. Esto es lo más importante. Y gracias al apoyo recibido, caminamos con paso firme hacia el futuro de la lana española. 

Pero conforme van pasando los días ves la realidad: toca seguir trabajando, equivocándose y acertando. TOCA SEGUIR VIVIENDO.

Y en nuestro caso, toca seguir VIVIENDO LA LANA, y eso abarca mucho más que todas estas semanas “diferentes” de campaña.

Ahora sí, nos despedimos, con el poderío de haber llegado a los 18, pero con los pies en la tierra y sabiendo que como siempre, en dLana, seguimos trabajando duro y con esfuerzo, porque hay mucho más allá de Vivir la lana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

No hay productos en el carrito.